www.eltelegrama.com

Explotación sexual de mujeres

El entramado criminal, asentado en la localidad de Fuente Álamo (Murcia), introducía de manera irregular en España a mujeres latinoamericanas, concretamente de Honduras y Paraguay, con la finalidad de explotarlas sexualmente o como cuidadoras de personas mayores. En el registro realizado en una vivienda utilizada como prostíbulo los agentes localizaron un hueco de dimensiones muy reducidas que habría sido utilizado para esconder a mujeres en caso de presencia policial.

Liberadas cuatro mujeres que habían sido captadas en Rumanía mediante el método Lover Boy, típico de las organizaciones criminales formadas por miembros de ese país. La organización delictiva desarticulada controlaba varios clubes de alterne ubicados en provincias andaluzas donde, además de traficar con sustancias estupefacientes, las víctimas eran amenazadas y agredidas.

Liberada una joven obligada a ejercer la prostitución en la calle Montera de la capital durante jornadas de 12 horas diarias en las que, sin descanso ni para comer, debía realizar un mínimo de 15 servicios. Los detenidos, dos hombres y una mujer, utilizaban el método conocido como “lover-boy” para engañar a las jóvenes y conseguir que viajaran hasta España para vivir con el hombre del que se habían enamorado.
  • 1

Han sido detenidas 7 personas en Arrecife (Las Palmas), Madrid y Vitoria (Álava), entre ellas la máxima responsable de la organización, y se ha liberado a 5 víctimas. Captaban a las víctimas en Nigeria, donde eran sometidas a rituales de vudú para doblegar su voluntad y posteriormente ser trasladadas a Europa para ejercer la prostitución bajo un clima de amenazas palizas y coacciones.

Agentes de la Policía Nacional española han colaborado con agentes de la Oficina Central para la Represión de la Trata de Seres Humanos de la policía francesa en la desarticulación de una organización criminal de origen nigeriano dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres de su misma nacionalidad. La operación se ha saldado con la detención de cinco personas – cuatro en Francia y una en España- lo que ha supuesto la completa desarticulación del entramado.