www.eltelegrama.com

Explotación sexual

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de un Equipo de Trabajo formado por España, Rumanía, Suiza, República Checa y Reino Unido, coordinado por EUROJUST y con la colaboración de EUROPOL, han desarticulado una organización internacional que explotaba a mujeres de nacionalidad rumana captadas mediante el método “lover boy”.

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en el marco de un Equipo Conjunto de Investigación formado por España, Italia y Rumanía y coordinado por Eurojust y Europol han desarticulado una organización internacional que explotaba a víctimas de nacionalidad rumana captadas mediante el método lover boy. La organización, que manipulaba a sus víctimas mediante chantaje emocional y coacciones hasta convencerlas de que no podrían vivir sin sus captores, llegó a obtener un beneficio de más de 5.000.000 de euros.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con EUROPOL, han desarticulado una organización criminal que se dedicaba a explotar sexualmente a transexuales y mujeres en pisos de citas en Valencia y en diferentes ciudades europeas.

La Policía Nacional ha liberado a 8 mujeres que estaban siendo explotadas sexual y laboralmente en un chalé en Marbella (Málaga), todo ello en un operativo en el que además ha sido detenidos 21 miembros de la red criminal cuyos líderes eran un grupo familiar portugués, que también se dedicaba al menudeo de estupefacientes que eran distribuidos entre los clientes.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a nueve personas en un operativo policial simultáneo desarrollado en Salamanca, Alicante y Valencia contra una organización criminal especializada en la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Las víctimas eran trasladadas temporalmente a Zamora, Huelva y Tenerife para ser explotadas sexualmente. Los nueve detenidos sometían a las mujeres a largas jornadas de explotación sexual y a rituales de vudú-juju para abonar la deuda contraída por el viaje.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con Europol, la National Crime Agency (NCA) y la NAPTIP de Nigeria, han desarticulado en España y Reino Unido una red internacional especializada en la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Los servicios eran publicitados en páginas de contactos de Internet y ofrecían una amplia gama de mujeres con disponibilidad de 24 horas que incluso eran trasladadas a hoteles o domicilios por conductores de la organización. Las víctimas permanecían internas y vivían hacinadas en condiciones de semi esclavitud, siendo obligadas a dormir vestidas de forma elegante por si algún cliente requería sus servicios de forma inmediata y a consumir estupefacientes para permanecer más tiempo despiertas.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a una mujer de nacionalidad nigeriana a cinco años de cárcel por traer en patera a sus hermanas para prostituirse en el polígono de Marconi, en el distrito de Villaverde.

Han sido detenidos un total de once personas, todas ellas de nacionalidad nigeriana, que conformaban una red dedicada a la explotación sexual de mujeres jóvenes de su misma nacionalidad.

Agentes de la Policía Nacional han liberado a cinco víctimas en las Palmas de Gran Canaria (2) y en Palma de Mallorca (3), todas ellas obligadas a pagar una deuda que ascendía a los 35.000 euros y que eran sometidas a rituales de vudú bajo la amenaza de sufrir graves males, tanto a ellas como sus familiares en Nigeria, si denunciaban a sus explotadores

Liberadas cuatro mujeres que habían sido captadas en Rumanía mediante el método Lover Boy, típico de las organizaciones criminales formadas por miembros de ese país. La organización delictiva desarticulada controlaba varios clubes de alterne ubicados en provincias andaluzas donde, además de traficar con sustancias estupefacientes, las víctimas eran amenazadas y agredidas.

La rápida intervención de la Policía Nacional ha posibilitado la liberación de la joven y la desarticulación del grupo criminal cuyos detenidos han ingresado en prisión sin fianza. La joven era obligada a ejercer la prostitución en la vía pública, en el Polígono Marconi, teniendo que entregar todo el dinero a sus controladores quienes se aseguraban de que cumplía con los servicios sexuales.

Hasta el momento han sido identificadas 80 víctimas que habían sido captadas mediante distintos tipos de engaños para ser derivadas a diferentes plataformas e inducirlas a participar en actividades de índole sexual. La operación ha permitido la detención de otras 21 personas que actuaban desde Europa y Norteamérica.