www.eltelegrama.com

Policía Nacional de Colombia

El entramado criminal, asentado en la localidad de Fuente Álamo (Murcia), introducía de manera irregular en España a mujeres latinoamericanas, concretamente de Honduras y Paraguay, con la finalidad de explotarlas sexualmente o como cuidadoras de personas mayores. En el registro realizado en una vivienda utilizada como prostíbulo los agentes localizaron un hueco de dimensiones muy reducidas que habría sido utilizado para esconder a mujeres en caso de presencia policial.

El padre de la víctima denunció en Madrid que su hijo, residente en la República Dominicana por motivos laborales, se había puesto en contacto con él para trasladarle que había sido secuestrado en Colombia y que le exigían una deuda de 4.500 dólares.
  • 1