www.eltelegrama.com

independencia

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena no ha tenido ningún escrúpulo en dictar prisión provisional sin fianza para Jordi Turull a los exconsejeros de esa comunidad Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull, y la expresidenta de la Cámara autonómica Carme Forcadell.

Según los últimos datos del Colegio de Registradores de España, más de 900 empresas han trasladado su sede social fuera de Cataluña desde el pasado 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum ilegal de independencia.

Esta es la declaración que firmaron los diputados de Junts pel Sí y la CUP en dependencias del Parlament catalán tras la intervención del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el hemiciclo.

El Consejo de Administración de Banco Sabadell acordó este jueves el traslado de su domicilio social de Barcelona a Alicante, según explicaron fuentes financieras.

La patronal empresarial catalana Foment del Treball señaló este lunes que la convocatoria de la denominada 'parada de país' por parte de la entidad Taula per la Democràcia "no tiene cobertura legal, se trata de una figura jurídica inexistente.

  • 1

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado prisión provisional sin fianza para los presidentes de ANC, Jordi Sánchez, y de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, por su participación en el asedio a la comisión judicial de los días 20 y 21 de septiembre.

"Asumo el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", anunciaba Carles Puigdemont en un discurso en el Parlament de Cataluña este martes en el que ha proclamado la independencia de Cataluña e inmediatamente la ha suspendido en una llamada al diálogo.

La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) rechaza al proceso independentista catalán y lanza una acusación a la Generalitat al afirmar que “no es sostenible” un Estado cuyas instituciones no respeten, “en su territorio y en el exterior”, el orden constitucional y las leyes.

Puigdemont, pide al Gobierno central que acepte una mediación internacional, de la que podría encargarse la UE, para evitar una "ruptura traumática" entre Cataluña y España, ya que dio como "vinculante" el resultado a favor de la independencia del referéndum.