www.eltelegrama.com

Abuso

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un fugitivo de nacionalidad paraguaya, de 28 años de edad, que estaba en busca y captura por INTERPOL por haber agredido sexualmente a dos menores de edad en Argentina hace 9 nueve años. Las autoridades argentinas emitieron una Orden de Búsqueda y Detención para su extradición al país y la Policía Nacional localizó y detuvo al prófugo durante la mañana del día doce de enero en Fuente Álamo (Murcia).

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena impuesta por la Audiencia Provincial de Sevilla a la pena de 15 años de prisión de un delito continuado de agresión sexual a menor a un padre que, según el relato de hechos probados, agredió sexualmente a su hija hasta los diez/once años de edad, siendo desestimado el recurso que se interpuso ante el TSJ de Andalucía.

Ha sido localizada en el distrito madrileño de Moratalaz una niña, diagnosticada con autismo, desaparecida de su ciudad natal, Barcelona, y se ha procedido a la detención de un hombre por agredirla sexualmente.

Hay noticias que cuesta digerir, y esta es una de ellas. La Policía Nacional en Teruel ha detenido este lunes a dos hombres, como presuntos autores de un delito continuado de agresión sexual a dos menores de su propia familia.

El exmédico del equipo olímpico de gimnasia estadounidense, Larry Nassar, condenado a 60 años de cárcel por posesión de pornografía infantil y culpable de abusar sexualmente de más de 140 mujeres, también acosó a Simone Biles.
  • 1

El acusado, propietario de un gimnasio en Arucas, tendrá que abonar además 40.000 euros al menor que ha sido declarado víctima de los ataques sexuales.

Al parecer, contactaban con las menores a través de diferentes redes sociales en las que comenzaban intercambiando fotografías de índole sexual para, posteriormente, quedar físicamente.

Un hombre de 52 años ha sido condenado a diez años de prisión por abusar de su sobrina y la hija de unos amigos. Las dos niñas son menores de edad y el agresor aprovechaba su vínculo estrecho para intimar con las víctimas de manera reiterada, según dicta la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Almería.