www.eltelegrama.com

ETA

12/07/2024@17:35:32
“El Partido Popular no puede caer más bajo”, ha sentenciado la Portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Melilla, Elena Fernández Treviño, después de que en el día de ayer el Gobierno del PP en la ciudad inaugurara la calle Miguel Ángel Blanco.

Melilla honra al concejal Miguel Ángel Blanco, el médico Fidel Pagés y el funcionario Carlos Esquembri con tres calles.

Se cumplen veinte años de los terribles acontecimientos de Madrid, una cifra redonda y por tanto más especial.

La Audiencia Nacional relata a lo largo de la sentencia cómo se produjo el asesinato del concejal, por el que ya han sido condenados otros seis miembros de ETA, y cómo, tras la detención del resto de implicados, el acusado, Asier Ezeiza, huyó a Francia, en donde permaneció hasta producirse su entrega por parte de las autoridades galas en enero de 2020.

El expolicía José Amedo relata en un polémico y revelador libro las grabaciones secretas que han permanecido 30 años en una caja fuerte y que ponen al descubierto el complot que quería meter en la cárcel al expresidente del Gobierno, Felipe González.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado citar como investigados a tres exjefes de ETA que formaron parte del ‘Comité ejecutivo’ de la banda terrorista por su presunta responsabilidad en el secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco hace ahora 25 años.

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha admitido a trámite la querella interpuesta por la Asociación Dignidad y Justicia contra los exjefes de ETA Jose Antonio U., ‘Josu Tenera’, Airtzol I., ‘Gurbitz’, Mikel C.S., ‘Ata’, y a Ainhoa O., ‘Kuraia’, por su presunta responsabilidad, como integrantes del comité ejecutivo de ETA, en la toma de la decisión de atentar en la terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas el 30 de diciembre de 2006.

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Los homenajes al asesino etarra Henri Parot son una deriva a situaciones ya olvidadas y peligrosas.

Llegó el día de la verdad y al abrir las urnas se observa que casi todos los augurios se han confirmado.

El magistrado admite a trámite la querella de la Asociación Dignidad y Justicia contra diez exdirigentes de la banda terrorista de ETA que presuntamente integraban su comité ejecutivo cuando se cometió el atentado.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a la exjefa de ETA Soledad I.G., ‘Anboto’ a 425 años de prisión por veinte delitos de asesinato en grado de tentativa, otro de tentativa de atentado contra agentes de la autoridad y un delito de estragos por un atentado con un coche-bomba que el comando Araba de ETA colocó en mayo de 1985, en las inmediaciones del Polideportivo Mendizorroza de Vitoria, antes de un partido de fútbol del Deportivo Alavés y que no llegó a explosionar porque fue desactivado por los especialistas del TEDAX.

Finalmente, la Audiencia Nacional cita como investigados a seis miembros del Comité Ejecutivo de ETA por el atentado de Santa Pola, y acuerda estas diligencias basándose en un informe de la Guardia Civil que confirma la participación en el atentado terrorista objeto de instrucción.

Dolors Montserrat señala como “hecho histórico” el apoyo del informe, que ocurre por primera vez de manera tan firme y contundente, a las víctimas de ETA y la dureza mostrada contra los verdugos.

El portavoz adjunto del GPCs critica ‘los discursos lamentables de PP y Vox’ y que no hayan colaborado en ‘retirar la palabra ‘disminuidos’ y sustituirla por ‘personas con discapacidad’ dentro de la Constitución.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha acordado no prohibir la marcha convocada el próximo sábado en el municipio de Arrasate-Mondragón a favor del preso de ETA Unai Henri Parot y ha solicitado a las Fuerzas de Seguridad del Estado que procedan al seguimiento y control del acto y adopten las medidas necesarias para evitar que en el curso del mismo se realicen actos de enaltecimiento o justificación del delitos terroristas o de quienes hayan participado en su ejecución, así como actos de desprecio o humillación de las víctimas del terrorismo o sus familiares.