www.eltelegrama.com
Beneficios y ventajas de instalar un clorador salino
Ampliar

Beneficios y ventajas de instalar un clorador salino

jueves 14 de marzo de 2019, 10:07h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La cloración salina es un método de desinfección del agua mediante el cloro propio de la sal. Se trata, así de un proceso que permite tratar el agua de las piscinas de manera natural. Por tanto, los Cloradores Salinos no emplean productos químicos para su funcionamiento. Esto, se traduce en una larga lista de ventajas en el mantenimiento de las piscinas.

Bienestar y confort

El uso de cloradores salinos implica necesariamente una piscina salada. De esta forma, la piscina se transforma en una pequeña porción del mar en casa. Esta diferencia alcanza a percibirse desde la primera zambullida. La sensación del agua salada con la piel, y la ligereza de cada movimiento una vez sumergidos.

Así, el agua salada ofrece una experiencia de bienestar y confort muy diferente a la que se vive en una piscina clorada artificialmente. Además, la sal que permanece en la piel tras cada baño, ayuda a obtener un mejor y más uniforme bronceado.

Por otra parte, en ausencia de químicos, los daños en la piel y el cabello se reducen significativamente. Así como el desagradable olor y sabor a cloro presente en las piscinas tratadas de manera artificial.

Higiene y salud

Los químicos presentes en los procesos de desinfección artificial de las piscinas, no sólo afecta el cabello y la piel. También afecta la salud y la higiene, uno de los casos más notables es el de los ojos. Estos suelen irritarse y enrojecerse terriblemente en las piscinas tradicionales.

La razón de este problema es la mezcla del cloro con otras sustancias como sudor, bloqueador solar o la orina. Esta mezcla desencadena una reacción química responsable del enrojecimiento, picor y ardor de los ojos.

Otro sustancia propia de la cloración tradicional es el ácido isocianúrico, el cual prolonga el efecto desinfectante del cloro evitando su evaporación. Se trata de un químico de origen sintético, cuyo nivel adecuado se ubica entre 30 y 50 ppm. Por encima de estos niveles la toxicidad del agua la convierte en un riesgo para la salud.

Situación que representa un problema frecuente en las piscinas desinfectadas con cloro. Por ello, se aconseja cada vez más el uso de cloradores salinos como una alternativa con mayores beneficios para las personas.

Afortunadamente, en España existen tiendas especializadas como Piscinas Ferromar. Así, en este lugar, es posible adquirir fácilmente este tipo de sistemas de cloración natural, a fin de evitar los mencionados riesgos para la salud.

Un método de desinfección sostenible

Un clorador salino no sólo es respetuoso con la salud de las personas. También favorece el cuidado medioambiental y la preservación del planeta. Pues, existen diferencias importantes entre el cloro artificial y cloro natural generado por los cloradores salinos. En especial cuando este, por efecto de la evaporación se convierte en parte del aire, ocasionando gases tóxicos y contaminación.

En este sentido, lo ideal es aprovechar los recursos naturales renovables para cubrir necesidades de esta naturaleza. De este modo, se consigue disminuir el impacto en el medio ambiente.

Un sistema de desinfección duradero y resistente

A diferencia de los químicos artificiales empleados en la desinfección convencional, la sal no es corrosiva. Por esta razón, un clorador salino suele ofrecer una vida más prolongada que otros artefactos de desinfección.

Asimismo, no afecta ni deteriora los demás elementos de la piscina. En consecuencia, el mantenimiento de la misma se torna menos exigente.

Desinfección permanente del agua

Los cloradores salinos permiten que la desinfección del agua de las piscinas sea permanente e ininterrumpida. Además, este sistema puede complementarse con Bombas dosificadoras de pH, garantizando de esta forma un adecuado PH del agua en todo momento.

Así, el agua de la piscina se mantiene desinfectada y controlada a lo largo del tiempo, indiferentemente del uso que se haga de ella.

Ahorro de tiempo y dinero

Ciertamente, convertir una piscina tradicional en una piscina salada, requiere de una inversión inicial. Sin embargo, esto es poco en comparación con los innumerables beneficios que un clorador salino ofrece. Además, lejos de ser un gasto es una inversión que se recupera en poco tiempo gracias al nivel de ahorro que este ofrece.

De acuerdo con lo anterior, se debe considerar que un clorador salino, lleva el coste regular en desinfección a menos de la mitad. Esto se debe a que ya no será necesario adquirir productos químicos de manera frecuente. El clorador salino se encargará de producir todo el cloro necesario para mantener la piscina limpia.

Además, este método de desinfección de piscinas conlleva un ahorro sustancial en la factura de la luz, su uso equivale al de una bombilla de bajo consumo. Asimismo, la simplicidad del equipo le exime de casi cualquier tipo de mantenimiento.

Por otra parte, no es preciso estar pendiente de comprar los productos químicos para la desinfección. Ni de aplicar las dosis periódicas al agua para garantizar la pureza del agua. En consecuencia, se ahorra tiempo que puede aprovecharse en el disfrute de la propia piscina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Telegrama

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.