www.eltelegrama.com
Tendencias de moda juvenil: el street style y sus orígenes culturales
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Tendencias de moda juvenil: el street style y sus orígenes culturales

viernes 23 de junio de 2017, 17:53h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

En el mundo de la moda parece que todo vale, o casi todo, y que cualquier persona con un poco de suerte y dosis de acierto puede convertirse en protagonista. No hace falta ser modelo profesional ni lucir prendas surgidas de las pasarelas de alta costura. Lo realmente importante es tener personalidad y desarrollar un estilo propio, saber combinar piezas y complementos de manera que el resultado resulte atractivo y digno de ser fotografiado.

Ese es precisamente el concepto del Street Style o moda urbana, un fenómeno que ha estallado en internet gracias a la influencia de conocidas bloogers. Actualmente, el street style ha invadido las redes, las pasarelas y el comercio online. Tiendas especializadas como Plns, ofrecen colecciones de moda urbana que incluyen desde camisetas básicas hasta vestidos sofisticados, zapatillas vintage o camisas hipster, con la intención de que el cliente las combine a su manera y cree su propio estilo. “Tú te encargas de poner los límites en tu look”, reza en su página web.

Pero, ¿de dónde parte el Street Style?

Sin foto, no hay moda. Para que una forma de vestir dé el salto a la fama y se convierta en tendencia debe ser fotografiado y salir en los medios. Y eso precisamente fue lo que hicieron en los años 20 los hermanos Seeberger, fotografiar a las mujeres elegantes que paseaban por las calle de París.

En aquellos años, conocidos como los felices veinte o la época del charlestón, las calles de París eran un hervidero de propuestas. Las mujeres dejaron atrás las faldas voluminosas y corsés y, de la mano principalmente de Coco Chanel, apostaron por los sombreros, las faldas rectas por debajo de la rodilla, el color negro e incluso las corbatas. Aquello inspiró a tres hermanos fotógrafos, Jules, Louis y Henri Seeberger, quienes se lanzaron a las calles de la capital a captar instantáneas.

Así surgió la agencia Seeberger Frères, que empezó colaborar con las principales revistas de moda de la época, como Vogue. Hasta entonces, las publicaciones sobre moda femenina utilizaban dibujos para ilustrar sus páginas, por lo que la incorporación de la fotografía constituyó una auténtica revolución, aunque fuese en blanco y negro. A los tres hermanos se les consideraba los “fotógrafos de la elegancia” y, sin saberlo, fueron los precursores de lo que se convertiría en el fenómeno Street Style.

Pero el verdadero estallido de la moda callejera llegó años más tarde gracias a la figura de Bill Cunningham, un bostoniano que empezó como escritor y que acabó convirtiéndose en uno de los máximos exponentes en la fotografía de moda. Mientras trabajaba para las publicaciones comoTribune y Women’s Wear Daily, Cunningham se dedicó a recorrer las calles de Nueva York fotografiando a mujeres anónimas. Su interés era mostrar la manera de vestir de la gente y reflejar cómo a través de esas prendas se iba creando un estilo personal.

En uno de sus paseos por la ciudad se topó con Greta Garbo, a la que fotogafió sin permiso. La imagen de “la Divina” y las de otros personajes famosos de la época se publicaron Times sin consentimiento de los interesados. Cunningham se convirtió así en el primer paparazzi de la historia.

Por MD

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Telegrama

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.