www.eltelegrama.com

Abertis y Eutelsat se verán las caras en un arbitraje para dirimir el conflicto accionarial en Hispasat

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Con el Gobierno en funciones, Eutelsat presiona para vender de urgencia su 33,7% en Hispasat a Abertis, que se niega a comprar el paquete. Las dos partes se verán las caras en un Tribunal Arbitral, que tendrá que interpretar el acuerdo de accionistas.
El gigante de los satélites francés Eutelsat, que pasa por una grave situación financiera y necesita hacer cash, quiere salir de forma urgente de Hispasat y para ello aduce un acuerdo de compra obligatoria por parte de Abertis, el accionista de control del grupo semipúblico español.

La compañía de infraestructuras catalana, que posee una participación del 57% en Hispasat, no reconoce este acuerdo y se niega a asumir el 33,69% que le quiere endosar Eutelsat.

Al tercero en discordia, el Estado con un 9,2%, ni se le ve ni se le espera. El Gobierno en funciones, que tiene la potestad para aprobar cualquier cambio accionarial en una empresa que considera estratégica para la seguridad de las comunicaciones militares y diplomáticas, calla por ahora.

Será el Tribunal Arbitral el que interprete si de los acuerdos accionariales se desprende un put obligatorio de compra por parte de Abertis
En este contexto, fuentes al tanto del proceso señalan que Eutelsat y Abertis se verán las caras en un Tribunal Arbitral, que será el que tendrá que dirimir el conflicto sobre si la española está obligada a comprar el paquete en venta.

La compañía francesa considera que los acuerdos firmados en 2008 le confieren ese put de salida, pero la española se aferra al último acuerdo de accionistas, sellado en julio de 2013, que según su interpretación no sólo le exime de ese put obligatorio sino que además obliga a Eutelsat a permanecer en el capital de Hispasat, al menos, hasta julio del próximo año.

Sería a partir de esa fecha cuando los dos accionistas podrían entablar negociaciones para facilitar una salida a la francesa, ya sea por la compra del paquete por parte de Abertis o por la vía de buscar un accionista privado que sea aceptado tanto por el accionista de control como por el Gobierno, si lo hubiere.

Pero Eutelsat no quiere (y quizá no pueda) esperar hasta entonces y necesita hacer cash para capear la crisis e intentar sanear sus debilitadas cuentas. De ahí que las fuentes consultadas confirman que el conflicto acabará a la vuelta del verano en un Tribunal arbitral, algo que tensará aún más la relación entre los dos accionistas pero no solucionará nada.

El Gobierno en funciones calla, pero cualquier cambio accionarial en Hispasat tendría que pasar obligatoriamente por el Consejo de Ministros
Y es que el árbitro que tenga que pronunciarse al respecto tardará meses en hacerlo y podría darse la paradoja de que llegue julio de 2017 sin que haya laudo arbitral y las dos partes puedan negociar la salida de Eutelsat.

Mientras tanto, desde el grupo francés se defienden sus derechos reconocidos para activar la salida, unos derechos que estarían recogidos, según su interpretación, en los acuerdos de venta parcial de capital público realizado por el Gobierno de Rajoy en 2013.

Sea como fuere, el ambiente entre los dos accionistas está más que caldeado, no sólo porque sus relaciones han sido tensas por ser competidores a nivel internacional sino también porque Eutelsat hizo pública en Francia su intención de abandonar Hispasat sin avisar ni a Abertis ni al ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, del que depende jerárquicamente la participación estatal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.